Logo de taurologia.com    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Reportajes
No hay espacio para el desánimo, ni para la renuncia
La Tauromaquia tiene que seguir su camino, también en años de pandemia

    


El catalizador fue la cumbre de figuras promovida por Andrés Roca Rey, que tantos seguidores ha tenido luego en todos los estamentos: hay que salvar la temporada 2020, dejándonos de lamentos y rodeos, renunciando incluso a algunas cosas que en tiempos de normalidad serían irrenunciables. Y a raíz de ahí se van multiplicando las iniciativas. Si todo es se lleva a buen puerto, con unidad, con altura de miras y sin oportunismos, no habrá Gobierno que pueda con el mundo del toro.

Hay que poner en valor todo lo que significa que la campaña #MinistrodeCensura, promovida por las primeras figuras, haya sido tendencia mundial, primer trending topic en España en las redes sociales. Y lo decía de forma incontestable: Toreros, ganaderos, profesionales y afición, TODOS UNIDOS para conseguirlo. La Cultura no se censura, @rodriguezuribes. Sea el ministro de todos, no sea el #MinistroDeCensura @culturagob.

 

Y es que desde que las figuras, reunidos en casa de Roca Rey, dijeron su “basta ya”, la cosa ha cogido una dinámica nueva. Y lo primero, en la opinión pública. Enrique Ponce no se ha dado con rodeos, lo ha denunciado con claridad: “A mucha gente del Gobierno le gustan los toros y no están dando la cara”. Pero tampoco se calló El Juli: “Ningún Gobierno debe dejarse llevar por la ideología en nuestra profesión”.  Y a todo eso, Manzanares le puso nombres: "El silencio de Ábalos y Carmen Calvo con los toros es un error".

 

Y lo que es mas importante: en aquella cumbre de las figuras se comprometieron, si hacia falta,  a actuar en festejos sin público, o con ese ridículo minino del 1 por 9, con las cámara de televisión. Todo antes de dejar la temporada absolutamente en blanco. 

 

Por eso resulta de toda lógica que se hayan comenzado a proponerse iniciativas. Desde la de Tauroemoción, decidido a que, cuando las circunstancias de la epidemia lo permitan, ofrecer su feria de Burgos, aunque sea en otras fechas. O como ha dicho Victoriano del Río: si hace falta se organizan corridas fuera de fecha en plazas cubiertas. Y así hasta ANOET, que se ofrece a la Junta de Andalucía organizarle ocho corridas de toros, una por provincia.

 

Frente a los pusilánimes de lo “políticamente correcto”, como denunciaba Enrique Ponce, la realidad taurina tiene unos números incontestables, de los que se han olvidado la vicepresidenta Carmen Calvo o el ministro Abalos, tan fervorosos taurinos hasta que llegaron a la poltrona. 

 

Por ejemplo, la Comunidad de Madrid perderá 414 millones de euros sin la temporada taurina, según datos de la propia Comunidad de mayo del año pasado: cuatro veces más que lo genera el cine español, unos 100 millones, en todo el país, como ha recordado desde las páginas de Mundotoro.com. ¿En épocas de vacas flacas esta aportación a la riqueza de nuestros pueblos y ciudades es algo baladí? 

 

Desde luego, para los fervorosos antitaurinos, que se integran hoy en el Consejo de Ministros, todo vale, aunque constituya un sin sentido, como, sin ir más lejos, resulta dejar desasistidos de protección social --a la que tienen derecho-- a muchos profesionales taurinos.

 

Pero cuando se camina por la vida con las gafas del animalismo extremo, la vida se ve de otro color, aunque ni responda a la realidad de España, ni por supuesto tenga fundamento constitucional adecuado, como bien dejó claro el Tribunal Constitucional en sus sentencias en el caso de Cataluña y Baleares.

 

Por eso el mundo del toro --parece que por primera vez unido-- hay que trabajar de firme ni pude bajar la guardia, ni debe abandonar su empeño. Como sea, con restricciones, pero la Tauromaquia tiene que seguir estando viva también en años de pandemia. Las primeras figuras han marcado un buen camino; ahora hace falta continuar con constancia, contra viento y marea.

Noticias de portadaArtículos relacionados
Cultura confina a la Tauromaquia: Ni un euro, ni una simple referencia en el decreto-ley de ayudas
Noticias de portadaOtros artículos de Reportajes
Tauromaquia: desescombro, reconstrucción y nuevos aires
La temporada taurina vuelve al congelador
El Presidente incumple una vez más su palabra: a los profesionales del toro SÍ los ha dejado atrás
Pobre de mí..., con la temporada en el aire
La Junta de Andalucía quiere abaratar la organización de festejos taurinos durante la pandemia
© 2020  |  www.taurologia.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia