Logo de taurologia.com    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Reportajes
Por ahora se sabe de agosto. ¿Y septiembre?
La ausencia de Roca Rey desarbola la temporada en su yema

    


El diestro peruano, primera figura del momento, ya ha confirmado que no podrá torear en todo el mes de agosto por una compleja lesión por la que visitó a unos especialistas en Nueva York. Casi todas las empresas se han dado prisas en buscar sustitutos para agosto. Y en el aire queda el mano a mano con Morante programado para la Gpyesca de Ronda, el ultimo día de agosto. Pero ya los abonos de septiembre andan con el alma en vilo.

La noticia es archisabida. Andrés Roca Rey, primer as de la baraja taurina, estará de baja –al menos- todo el mes de agosto. Pero no sabemos qué pasará después. El torero cortó después de cumplir su primer compromiso en la feria de San Fermín. No pudo acudir al segundo y desde entonces no se ha vestido de luces. En Pamplona se pudo constatar que no tenía fuerza en el brazo. El parte oficial emitido entonces hablaba de “braquialgia derecha dependiente de C7 y una tendinopatía de hombro supraespinoso con derrame”. Antes ya había tenido que renunciar a torear en las plazas de Teruel, Burgos y Soria llegándose a propagar el rumor –seguramente interesado- de que esas ausencias sólo eran una estrategia para elevar su caché.

 

Después del ciclo pamplonica siguió cayéndose de distintas plazas mientras se imponía la verdad de su estado de forma. Finalmente se ha visto obligado a emitir el definitivo comunicado que certifica la gravedad de la lesión: “Roca Rey no podrá torear los compromisos que tiene contratados durante el mes de agosto como hubiese sido, sin duda, su intención al no estar recuperado de su lesión de cervicales que irradia al hombro derecho y que le impide realizar su actividad al rendimiento deseado”.

 

El mismo comunicado señalaba que el matador peruano “se encuentra en Nueva York donde está siendo tratado en el Hospital for Special Surgery por distintos especialistas en la materia para encontrar una satisfactoria y pronta respuesta”. En ese comunicado se precisa que “los distintos estudios que se están llevando a cabo marcarán la evolución definitiva”.

 

“El diestro quiere mandar un mensaje de agradecimiento por las infinitas muestras de apoyo y cariño que está recibiendo desde todos los lugares y que le animan a continuar con su recuperación para volver a los ruedos totalmente recuperado”. Es la apostilla de ese comunicado que también sirve para constatar que la lesión que afecta a la fuerza y la movilidad del brazo derecho del torero peruano sigue en un limbo médico de consecuencias insospechadas. Roca Rey ha renunciado a torear en agosto pero la pregunta es... ¿podrá hacerlo el resto de la temporada?

 

Sustituciones y sustitutos...

 

Mientras tanto, empiezan a anunciarse las sustituciones del paladín de la campaña como en un efecto dominó. Este mismo sábado habrá sido reemplazado por Antonio Ferrera en Santander. En la jornada dominical será Miguel Ángel Perera el que ocupe el puesto libre en la Feria de Julio de Valencia. Pero, curiosamente, el torero más agraciado con la ausencia del astro limeño es... ¡Cayetano! que está rentabilizando al máximo las matizables orejas que cortó en la feria de San Fermín. El menor de los Rivera Ordóñez suplirá a Roca Rey en plazas como Huelva, Málaga, Cuenca, Ciudad Real, Tomelloso y en uno de sus dos compromisos que Roca había contraído como máxima estrella de la Aste Nagusia de Bilbao, donde --en otro alarde de imaginación empresarial-- también se ha tenido que recurrir a El Juli.  Pablo Aguado, por su parte, ocupará el puesto libre que deja en Huesca el 12 de agosto. 

 

Carlos Zúñiga, empresario de Colmenar Viejo y Gijón, prefiere esperar para dar a conocer los sustitutos del limeño que también estaría colocado en la presunta cartelería de El Puerto de Santa María. Roca, no se olvide, está anunciado igualmente el 31 de agosto en la tradicional corrida Goyesca de Ronda, que organiza Francisco Rivera Ordóñez. Se trataba de un atractivo mano a mano con Morante de la Puebla que será difícil de recomponer: los aficionados hablan y suspiran por Pablo Aguado pero Cayetano, perejil de estas salsas veraniegas, estaría jugando en casa. Más que nunca.

 

Pero... ¿Qué le pasa a Roca Rey?

 

Algunos rumores de barra, aireados por la inmediata difusión de un audio que salió del ámbito privado en el que se había grabado, habían querido colocar el origen de la lesión de Andrés Roca Rey en una pelea posterior a su salida como monosabio en una corrida celebrada en Chota (Perú), a finales del mes de junio. Actuaba en ese momento su compatriota Joaquín Galdós que, según esa versión, habría afeado a su colega ese pintoresco empeño. La famosa grabación que ha corrido por todas las esquinas de ‘whatsapp’ narra que el asunto acabó resolviéndose a castañazos llevándose el torero limeño la peor parte en la refriega. Ambas partes ya han negado la mayor. No hay más que hablar.

 

Las cosas podrían ser más sencillas en su origen y, desgraciadamente, de peores consecuencias. Roca Rey ya se quejaba de un brazo antes de su ‘performance’ como monosabio en Chota. Y el origen de esas molestias hay que ir a encontrarlo en la brutal voltereta que el diestro peruano sufrió la tarde del 22 de mayo en la plaza de Las Ventas. Fue en un imposible quite por gaoneras, en el que acabó prendido de forma brutal por un sobrero del Conde de Mayalde. En ese momento nació otras de las comidillas taurinas del año, cuando algunos lumbreras quisieron ver una suerte de armadura anti cornadas en lo que sólo era un leotardo negro que quedó al descubierto bajo las taleguillas destrozadas. Entonces fue atendido de una herida que lesionaba la musculatura isquiotibial pero habían comenzado las molestias en el brazo... 

 

Después llegaron otras tardes, otros compromisos y el famoso viaje a Chota. En un vídeo se hacen evidentes los gestos de dolor del torero en el coso peruano. Fue grabado en una corrida previa a su salida como monosabio. Mientras tanto, la campaña queda desarbolada por completo poniendo en evidencia las miserias de un negocio que está recomponiendo los platos rotos con engrudo.

 

La memoria reciente recuerda otra lesión con ciertas semejanzas, en la yema de la temporada 2016, que acabó forzando su salida del tablero de juego, incluyendo un viaje a Miami para tratarse de las preocupantes secuelas de dos fuertes golpes. El primero lo sufrió en Málaga, un 18 de agosto, y le produjo un severo traumatismo craneoencefálico. Forzó la reaparición en Palencia, sólo dos semanas después para sufrir otra fuerte cogida que le obligó a cortar definitivamente la campaña mientras se hablaba de problemas de memoria y visión. Esperemos que la historia no se repita.

Noticias de portadaOtros artículos de Reportajes
Antonio Catalán, una figura emergente en el mundo del toro
Aplicación de la inteligencia artificial para la crianza del toro bravo
La importancia de la labor investigadora sobre la Tauromaquia en México
La campaña de Simón Casas para captar abonados: un anuncio de trazos burdos
Los toreros y la Semana Santa, una relación histórica de siglos
© 2019  |  www.taurologia.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia