Logo de taurologia.com    Acceder a la versión normal
Noticias de portadaMadrid 2017

La armónica sinfonía de Antonio Ferrera

Qué lección de lo que supone la armonía de la lidia, tan sólo comparable con las grandes obras sinfónicas. Qué difícil debe ser torear con tantísima naturalidad, hasta convertir en una caricia cada movimiento los engaños. Antonio Ferrera hizo vivir a las 20.000 personas que se dieron cita en Las Ventas la inmensa paz de las artes verdaderas, esas que llevan el sosiego a los espíritus. Conjugar y en Madrid todas las circunstancias que se reunieron en la lidia de "Traslúcido", no resulta tarea sencilla. Ferrera lo consiguió de forma extraordinaria, esto es: como pocas veces se ha visto por los ruedos.

Aritmética y reglamentaria puerta grande de Diego Ventura

Una puerta grande más en Madrid para Diego Ventura. Y van ya 13. Pero ha sido una puerta grande fruto de la pura aritmética reglamentaria, no por una causa mayor. De lo que cabría deducir que la Puerta de Alcalá se abre con mucha más facilidad para el toreo a caballo que para el toreo a pie. La corrida de Los Espartales fue muy deslucida, con tan sólo un toro de calidad, que fue el 2º. Y con ellos la tarde se fue a ratos con acrobacias --algunas profundamente antiestéticas hasta para el circo--, y a ratos, menos, con lo que debe ser la lidia a caballo.

La genialidad de Talavante levantó una tarde soporífera

La tarde iba por derroteros preocupantes. Corrida de la Prensa, lleno de "No hay billetes", Su Majestad el Rey Juan Carlos recibido a los sones del himno nacional y tres toreros con méritos en la puerta de cuadrillas. Y para colmo en una tarde radiante de sol. De natural nacían las esperanzas en los tendidos. Luego llegaron los toros de Puerto de San Lorenzo y se encargaron de descomponerlo todo; resultaron ser dos sobreros --de Buenavista y Conde de Mayalde-- los que propiciaron interés para el aficionado. Pero la tarde, muy premiosa y plomiza hasta entonces, cuando de verdad levantó vuelos fue con Alejandro Talavante que en el 5º tris sacó a pasear su mejor versión torera, que se basa justamente en las genialidades no previstas.

Cuando la polémica nace del conteo de pañuelos, qué poca historia tuvo esa corrida

Si al final la cuestión sometida a discusión radica en su había o no había mayoría simple de pañuelos --que el Reglamento no dice que tenga que ser cualificada-- para conceder un trofeo, una cosa es segura: la corrida ha tenido poquísima historia. Tal que la de hoy, que comenzó con baile en los corrales, y luego a todos tocó bailar con la más fea. Decepcionó por completo la corrida que trajo Juan Pedro Domecq con la marca "parladé", mucho más decepcionaron los dos remiendos de El Montecillo.

De cómo se puede ningunear a un torero

Una desagradecida corrida de Fuente Ymbro, un hierro que en Madrid no termina de entrar, pero que ya tiene comprometida su nueva comparecencia en el otoño, hizo inviable una tarde que, según registró la taquilla, tenía alicientes para los aficionados. Los que a pesar de todo se materializaron, fundamentalmente a manos de "El Fandi" con el 4º, no alcanzaron la recompensa que hubieran merecido: le ningunearon de mala manera una oreja en ese toro. Tampoco alcanzó recompensa el importante esfuerzo de José Garrido, pero el extremeño sigue con la vela de las esperanzas bien encendida: sobre el ruedo de dejó muchas cosas de interés. Todo se le planteó al revés a Miguel A. Perera, algo que pese a su firmeza, resultaba insalvable.

Entre la firmeza de Fortes y la dignidad de Román

Con una corrida cinqueña, en esta ocasión con el hierro de Lagunajanda, que no ha mejorado en nada a las cinco precedentes en este abono, Fortes dejó en Las Ventas una lección de firmeza y de valor, en tanto que Román ha enseñado la dignidad de cómo quiere construir su trayectoria profesional. Juan del Álamo pasó en un tono gris, ante un lote que no estaba dispuesto a colaborar. Al final, casi dos horas y media en la incómoda piedra venteña con muy poca historia que contar.

Tampoco con la de Montalvo, que propició dos cogidas y la incomprensión para con Curro Díaz

Aunque le digan que no hay quinto malo, no le crean. Hoy era la quinta de feria y resultó tan gris y tan decadente como las anteriores. Y eso que la corrida de Montalvo ofreció al menos dos toros para una mejor causa. Sobre todo el 3º, que se lo dejó ir un desvaído López Simón, que en nada recuerda al del pasado año. Pero con el 4º, con un solo pitón muy potable --que era el izquierdo--, Curro Díaz no consiguió convencer a la afición. Como suele ocurrir cuando el personal se decanta, no siempre con causa justificada, por el toro; como por ensalmo se olvidaron los monumentales naturales que desgranó el torero de Jaén, que en otro ambiente habrían sido acogidos con entusiasmo. La suerte de espaldas tuvo toda la tarde Paco Ureña: uno le ha lesionada en una rodilla, el otro era imposible.

Sobriedad de Galán, espectacularidad de Cartagena, en una tarde gris

La sobriedad y el temple de Sergio Galán y la lidia vibrante y espectacular que Andy Cartagena protagonizó con el 4º, fueron los momentos más relevantes de este primer festejo del rejones incluido en el abono isidril, que estuvo muy condicionado por el poco juego de los toros de Benítez Cubero. Con respecto a anteriores ediciones, la entrada en los tendidos bajo de forma muy apreciable.

El Pilar, con una corrida sin fondo ni humillación, ofreció la "post verdad" del toreo

Aparentemente en la tercera de feria no ocurrió nada de relieve, si por tal se entienden series y series de muletazos desgranados con dulzura. Pero tuvo, como pide Simón Casas para sus carteles, su hilo argumental. Con más del 80 por ciento del aforo cubierto, en esta ocasión el núcleo central de relato se cifraba en cómo sortear a la vez las dificultades que presentó la corrida de El Pilar y en cómo ponerse a resguardo de unas ventoleras siempre inoportunas. El resultado final no podía ser otros que una lidia premiosa, tan sólo salpicada por momentos tan aislados como excelentes. No es amplio el bagaje.

Un nuevo y monumental fiasco ganadero

Con media entrada larga en los tendidos, en una tarde que apetecía mucho más quedarse en casa, la corrida con el hierro de "El Ventorrillo" resultó un fiasco monumental. Dos de dos, vaya pendiente que se ha cogido. Como el día anterior, ni una pega a la presentación, por más que no brillaran por ser parejas. Y como el día anterior, sin ese mínimo de condiciones de casta para que el toreo pueda brillar. A Eugenio de Mora se le fue la tarde en blanco; al esfuerzo de Román se respondió con suma frialdad en los tendidos; a Morenito de Aranda el personal está deseando verle: todos los vientos corren a su favor, aunque la oreja del 5º sea más que discutible.
Noticias de portada Secciones
ANALES DEL TOREO
La Tauromaquia de los grandes maestros
Retazos de Historia
Toreros de ayer
Toreros de hoy
CARTEL DE FERIAS
Cartel de ferias 2010
Cartel de ferias 2011
Cartel de ferias 2012
Cartel de ferias 2013
Cartel de ferias 2014
Cartel de ferias 2015
Cartel de ferias 2016
Cartel de ferias 2017
CULTURA Y SOCIEDAD
El rincón de los nuevos escritores
Ensayos
Hemeroteca taurina
Las Artes
Literatura taurina
Semana Santa 2016
Semana Santa 2017
ENLACES
Enlaces
ENTREVISTAS Y REPORTAJES
Documentos
Entrevistas
Informes
La cocina del ruedo
Reportajes
LA TEMPORADA
Asi va la temporada 2017
Bilbao 2017
Media de remate
Noticias 2017
Sanfermines 2017
Sevilla 2017
Temporada 2010
Temporada 2011
Temporada 2012
Temporada 2013
Temporada 2014
Temporada 2015
Temporada 2016
Valencia 2017
OPINIÓN
El balcón de la Afición
Firma invitada
La opinión
Punto de vista
Tribuna abierta
© 2017  |  www.taurologia.com   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad